Termina el reinado de la bolsa plástica en el súper

Se iniciará controles para verificar que los comercios entreguen sólo envoltorios que sean biodegradables. En una primera etapa, las verificaciones se harán en supermercados, y luego, en almacenes y drugstores. Aplicarán sanciones que irán de $ 500 a $ 30.000.

Las bolsas de polietileno que entregan los supermercados tienen los días contados.
De acuerdo con la norma aprobada el año pasado por el Concejo Deliberante, los envoltorios de nylon ya no tendrían que viajar en manos de los clientes de supermercados.
Para adecuarse, algunos comercios ya están entregando bolsas biodegradables y ofreciendo alternativas: comprar bolsas de tela, que son reutilizables.
Los grandes comercios que no respeten la norma serán pasibles de sanciones que van desde $ 10.000 hasta $ 30.000. Para los locales más pequeños las multas arrancan en $ 500. También se contempla la clausura del negocio por un lapso de tres a 30 días.

Lenta degradación
En los argumentos de la ordenanza se destaca el daño que generan en el medio ambiente las bolsas plásticas comunes, ya que tardan entre 100 y 400 años en degradarse. Los envoltorios oxibiodegradables, en cambio, demoran entre seis meses y un año en desintegrarse.

Inspección de técnicos

Como a simple vista no hay diferencia entre los dos tipos de bolsas, se requerirá el servicio de técnicos que analicen si fueron confeccionadas con materiales biodegradables. Además, en la reglamentación se establece que las bolsas deben especificar qué materiales se usaron y quiénes son los fabricantes, para que estos también puedan ser sancionados si no cumplen las normas. 
Para la impresión en las bolsas deberán emplearse materiales y sustancias no tóxicas. Aunque no pesan mucho, las bolsas ocupan un gran volumen dentro de las 400 toneladas de basura que a diario se recogen de San Miguel de Tucumán. Representan el 15 % del total de residuos sólidos urbanos de la capital. El principal problema lo generan en los desagües pluviales.

Share This Post: